Consultores BIM Malaga

Guía de modelado BIM

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la metodología de trabajo BIM está cada vez más extendida en el mundo de la edificación e ingeniería. Es por ello que, tarde o temprano, nos veamos obligados a enfrentarnos por primera vez a un Modelado BIM. Cuando esto ocurra, podemos llegar a tener muchas dudas sobre los pasos a seguir. En este post vamos a explicar qué es un modelo BIM, las claves a tener en cuenta en el proceso de modelado BIM y cuáles son sus diferentes estados y tipologías.

En MV-BIM contamos con una amplia experiencia, con más de 300.000 m² modelados. Si lo desea, podemos encargarnos de su proyecto asegurándole un resultado profesional. Contacte ahora con nosotros para más información.

¿Qué es un modelo BIM?

BIM (Building Information Modeling) es una metodología de trabajo colaborativo a través de la cual los agentes que intervienen en los procesos de diseño, construcción y mantenimiento de un edificio o infraestructura civil, generan e intercambian información. La principal ventaja asociada a esta metodología de trabajo es el aumento de la eficiencia y la calidad con la que desarrollamos nuestros trabajos de diseño, construcción y mantenimiento.

La clave de esta metodología es el intercambio de información a través de un modelo digital, esto es lo que llamamos «Modelo BIM». El modelo BIM se supone el único repositorio de información veraz en las distintas etapas del edificio o infraestructura (proyecto-obra-mantenimiento). De esta forma, centraliza toda la información geométrica (3D), tiempos (4D), costes (5D), ambiental (6D) y mantenimiento (7D) del proyecto.

¿Qué contiene un modelo BIM?

Para hablar del contenido que debe tener un modelo BIM es necesario hablar del uso que queramos darle al mismo. Entre los usos BIM más comunes están los listados a continuación:

  • Información centralizada
  • Producción de planimetría y tablas de datos del Proyecto Básico.
  • Producción de planimetría y tablas de datos del Proyecto de Ejecución.
  • Creación de infografías y recorridos virtuales.
  • Extracción de cantidades y mediciones.
  • Replanteo y realidad virtual en obra.
  • Control de obra – Certificaciones y control de calidad.
  • Simulación constructiva y logística.
  • Análisis energéticos.
  • Mantenimiento del activo (FM).

No es necesario la misma información para un modelo BIM para Producción de planimetría y tablas de datos en fase de Proyecto Básico que un modelo BIM para un Proyecto de Ejecución. Asimismo, no es igual realizar un modelado BIM para la producción de planos de fabricación que para la producción de infografías. En definitiva, aunque el mismo modelo BIM puede servir para todos los usos anteriormente designados, no para todos los usos es necesaria la misma definición gráfica y técnica del modelo.

Nivel de desarrollo, Nivel de detalle y Nivel de información (LOD = LoD + LoI)

Existen varios estándares en el panorama internacional que clasifican los modelos BIM según el nivel de desarrollo de los mismos.  Sin entrar a analizarlos en este post, nuestra preferencia en MV-BIM es definir el nivel de desarrollo de los modelos BIM diferenciando siempre el nivel de información gráfica (geometría) y el nivel de información no gráfica (datos) de forma separada. De esta forma:

LOD = LoD + LoI

LOD: Nivel de desarrollo

LoD: Nivel de información gráfica

LoI: Nivel de información no gráfica

Según nuestro criterio, esta es la forma más precisa de definir el nivel de desarrollo de un modelo BIM, ya que un modelo con poca definición geométrica puede tener un nivel alto de definición de información no geométrica, y viceversa. Como resultado de lo anterior, consideramos que es necesario siempre definir ambos parámetros por separado.

Organización del modelo y modelos Federados

Es importante tener en cuenta los diferentes criterios organizativos a la hora de subdividir la información en el modelo. Normalmente el modelo BIM estará subdividido en diferentes modelos, según diferentes criterios. Los criterios más habituales son:

  • Subdivisión por entidad. En MV-BIM entendemos que cada edificio o infraestructura debe tener un modelo diferenciado, de manera que puedan funcionar de forma independiente. Por poner un ejemplo práctico: diferentes edificios en una urbanización deben constituir cada uno un modelo diferente. De esta forma, cada uno tendrá, por ejemplo, sus propios niveles. Así, si cambiamos los niveles en un edificio, el resto no se verá afectado.
  • Subdivisión por disciplina. Además de lo anterior, otra subdivisión que consideramos esencial es por disciplina. Es decir, los modelos de arquitectura, estructuras o instalaciones, por ejemplo, deben ser sub-modelos independientes.
  • Otras subdivisiones según zonas. Otras razones que justifican una subdivisión de modelos por zonas suelen estar relacionadas con criterios organizativos y en post de mejorar la eficiencia durante los procesos de desarrollo y gestión del modelado BIM.

Todos los sub-modelos formarán un modelo común conocido como «Modelo Federado«, que será el resultado de unir todos los modelos anteriores.

BIM outsourcing
Modelo BIM completo

Buenas prácticas de modelado general

A la hora de realizar un Modelado BIM, podemos seguir una serie de pasos que nos faciliten el trabajo. Evidentemente, este orden dependerá del técnico y del tipo de proyecto. Sin embargo, existe una serie de pasos que en MV-BIM consideramos fundamentales:

  1. Organización y control de la información recibida. Es muy importante, si partimos de una referencia, tener ordenada y clasificada la información recibida. Esto es, por ejemplo, hacer una limpieza a los archivos *.dwg que vayamos a utilizar como referencia con el fin de que éstos tengan el mínimo número de líneas posible.
  2. Comenzar desde una plantilla de proyecto. Es recomendable partir de una plantilla de proyecto configurada previamente. En esta plantilla podemos incluir las familias y vistas que sepamos que vamos a utilizar en futuros proyectos. Es lógico contar con más de una plantilla, que utilizaremos en función del proyecto.
  3. Trabajar con planos y cajas de referencia. Los planos de referencia son un elemento esencial a utilizar como guías para el modelado. Son visibles en todas las vistas a las que sean perpendiculares. Así, los planos de referencia nos servirán para controlar la posición de los elementos tanto en planta como en sección.
  4. Utilizar vistas de trabajo. En grandes proyectos, es recomendable que cada trabajador cuente con una vista de trabajo en la que acotar, realizar anotaciones, u ocultar elementos que no necesite en ese momento. Con una vista de trabajo nos aseguraremos de que no modificaremos la configuración o la plantilla de la planimetría que vamos a tomar como definitiva.
  5. Utilización de subproyectos. En casos en los que varias personas trabajen en un mismo proyecto, es conveniente dividir el modelo en subproyectos de forma que la información esté mucho más controlada.

Si quieres conocer más sobre métodos de Modelado BIM, o ver algunos proyectos reales donde hemos aplicado con éxito esta metodología, puedes echar un vistazo a nuestro portfolio de proyectos.

José Mora

José Mora

Founder & CEO (MV-BIM)